Saltar al contenido

El postureo: cuando las apariencias sí engañan

Hagas lo que hagas el 20% de la gente va a estar en contra y, es bueno, que lo sepas. 


JOHN F. KENNEDY

Todos en algún momento de nuestra vida hemos postureado, y el que diga que no, miente. Necesitamos saber que hay personas que les gusta lo que hacemos, necesitamos demostrar algo que hacemos bien a los demás o que está bien para que nos reconozcan. Y esto no es malo.

Pero, ¿dónde está la linea que separa hacerlo por diversión o empezar a ser dependiente de las redes sociales?

Cuando hablo de postureo, me refiero a la actitud que hace que en vez de estar preocupadas de ser felices, estemos preocupadas por aparentar felicidad. Y esto es algo que hoy en día está muy vinculado a las redes sociales, ya que estas dan promoción a los que están demasiado pendientes de su propia imagen.

Pero el postureo ya existía antes de las redes sociales, ir a cenar al sitio de moda, por ejemplo es algo de antaño.

Si tuviera que definir postureo con una palabra, sería: ¨apariencia o aparentar¨ que todo va bien. ¿y porque queremos dar esa imagen de felicidad y que todo va bien? Simplemente por el hecho de sentirnos aceptados. cuando compartimos algo en las redes sociales todos buscamos aceptación y no es malo, porque es una necesidad básica del ser humano.

Postureando en la Fontana

¿Entonces el postureo cuando empieza a ser un problema? Cuando tenemos la NECESIDAD de compartir todo lo que hacemos en busca de LIKES. Cuando sólo nos importa eso. Cuando estamos buscando que todas nos quieran. Y esto es un tema tanto de cantidad como calidad. Que te importe la opinión de los demás puede ser negativo pero más negativo es que te importen las de todas.

Cuando digo tener la necesidad de compartir todo lo que haces, no me refiero que esté mal que te vayas de vacaciones ,por ejemplo, y subas a redes lo bien que te lo has montado este año. El problema está cuando compartes esa foto no por ti, si no por que estás buscando algo a cambio como que la gente te comente o te de LIKE.

¿Y que pasa cuando no es así y no se cumplen tus expectativas (que en esta ocasión es tener muchos LIKES y comentarios)? Efectivamente, que tu estado emocional se desequilibra.

A todas las personas nos gusta que nos den LIKES y que nos reconozcan. Pero ojo con el reconocimiento porque puede ser que algún día no esté y esto nos suponga un desequilibrio para nosotras como tristeza, depresión…

Que quiero decir con esto. Pues que no se puede gustar a todo el mundo. Y que eso es un proceso de madurez y crecimiento personal. Hay que aceptar que no todas las personas de este mundo van a estar de acuerdo contigo en algo o no les gusta lo que haces.

Y está bien. No pasa nada.

Pero en el mundo de las redes sociales y más con el postureo lo que estamos buscando son LIKES. Es una cuestión de números, nos da igual si la persona que nos da like nos conoce o está valorando realmente lo que yo quiero proyectar. No importa. Lo que valoramos son los 300, 400 LIKES…

¿Y que esconde esta obsesión en los números? Que no tienes una autoestima afianzada. Cuando la tienes sabes que hay gente que no le gusta lo que haces, que no esta de acuerdo con tus opiniones y como he dicho antes no pasa nada. Hay que aceptar que no podemos gustarle a todo el mundo.

Nuestras emociones no pueden depender de los LIKES que tengamos, es estúpido pensar que por tener menos LIKES que otras personas tienes menos valor. Por eso antes decía lo de que es cuestión de cantidad como calidad. ¿Quien hay detrás de esas personas que me dan LIKE? ¿Realmente están reconociendo lo que yo quiero mostrar? ¿realmente quiero llegar a esas personas?

Vivir para la foto.

Hace un tiempo que empece a pensar en el tema del postureo y las redes sociales. Y la verdad que visto más profundamente, es un arma de doble filo que hay que saber controlar.

En un primer momento pensé que la mejor opción sería quitarme las redes sociales, pero es verdad que a mi me gustan los puntos medios y quería aprender y comprender cómo es la realidad de todo esto.

Ahora cuando quiero compartir algo en redes sociales primero me pregunto ¿por qué? ¿que quieres conseguir con esto que vas a compartir? Si es una necesidad de reconocimiento exterior decido no compartirlo. Ahora, si pienso que es por mi, para demostrar algo que me apetece, genial. Se comparte.

Estoy tratando de entender el postureo y las redes sociales como un juego del que no me creo nada.

No me lo creo cuando tengo 300 LIKES y 25 comentarios positivos en una foto, no me lo creo. No estoy tan guapa como dicen, no es verdad. Y mi autoestima tiene que depender de otras cosas y no de lo que está pasando en las redes sociales.

No me creo a todas las personas que comparten su vida ideal 24/7. No me lo creo porque no existe. Todas tenemos momentos valle y momentos pico.

Hay que hacerse a la idea de  que todo lo que está por redes sociales, en su mayoría es mentira. Empezando por nosotras mismas. Seguro que te has hecho 126238239 fotos antes de subir la que te gusta y después le has puesto algún filtro. Entonces por esa regla de 3 todas que las personas que suben fotos a redes y salen como auténticas modelos han hecho lo mismo ¿no?. No es verdad que sea entonces tan perfecta.

Puedes sumergirte en las redes sociales y creerte todo, pero vas vivir en un juego, en una mentira. Funciona durante un tiempo pero luego se desinfla.

Yo he decido pasar de creerme toda esa mentira. De depender de la  aprobación social generalizada sin ningún tipo de filtro ni criterio, para vivir y disfrutar mi realidad y ya si queda tiempo, haremos postureo.

Seguro que tenéis personas alrededor que están enganchadísimas al postureo y las redes sociales. Observa si al final son tan felices como muestran ser y están equilibradas emocionalmente.

Y si eres tú, decirte que no intentes aparentar y que no mientas. Porque no es mentir hacia fuera si no mentirte a ti misma. No vivas una realidad que no es real.

Disfruta de tus mejores momentos sin la necesidad de tener que compartirlos.

Trata de acostumbrarte a las criticas de las personas que te quieren, a los ¨no me gusta¨.

Y solo decirte que las redes sociales bien trabajadas pueden aportar cosas positivas. Por ejemplo, si tienes un empresa y quieres darle publicidad está muy bien. Incluso si quieres ser alguien popular o influencer es una buena herramienta. Siempre y cuando el único objetivo no sea conseguir LIKES y aceptación sin fundamento.

Espero que os haya gustado el post y termino hoy con esta frase que leí algún día y tiene bastante razón.

Nadie es tan guapa como en su perfil de redes sociales, ni tan fea como la foto de su DNI.

Nos vemos por la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: