Saltar al contenido

¿Qué son las emociones?

Sentir emociones es lo que hace nuestra vida rica.

Daniel Goleman

¿Que sientes ahora mismo? ¿Sientes curiosidad? Tal vez estés distraída por los planes para este verano o quizás estés triste porque no estás pasando por tu mejor momento.

Tranquila, estas emociones son parte de la naturaleza humana. Pero, te hago una pregunta: ¿sabes identificarlas y gestionarlas?

Saber identificar las emociones es súper importante porque nos dan información sobre lo que estamos viviendo y nos ayudan a saber como reaccionar.

¿Qué son las emociones?

Las emociones por definición son reacciones. En Psicología se dice que las emociones guían nuestra forma de pensar y por tanto, nuestro comportamiento.

Son un reflejo de nuestro interior. Nos dan las claves para vivir de un modo u otro a todo lo que sucede a nuestro alrededor.

 La palabra emoción deriva del latín emotio, que significa “movimiento”, “impulso”.

Paul Ekman es un psicólogo pionero en el estudio de las emociones que en 1973 definió 6 emociones básicas:

  1. Ira: Sentimiento de enfado, cuando se es ofendida.
  2. Alegría: Sensación agradable de satisfacción y bienestar.
  3. Sorpresa: Malestar o asombro ante algo inesperado.
  4. Asco: Intenso desagrado hacia algo.
  5. Tristeza:Sensación de infelicidad.
  6. Miedo: Sensación de peligro, amenaza o dolor.

Sus teorías evolucionaron y en 1990 incluyó nuevas emociones, aunque secudarias. Estas son universales y muchas de ellas están formadas por combinaciones de dos o más emociones básicas:

Diversión

Desprecio

Culpa

Orgullo

Alivio

Satisfacción

Vergüenza

Pero según mi forma de verlo y sentirlo,  para mi existen 7 categorías principales de emociones y sentimientos y dentro de están  sentimientos y emociones secundarios.

  1. Amor Empatía, Serenidad, ternura, compasión, gratitud, comprensión, confianza, admiración, orgullo
  2. Alegría Ilusión Satisfacción, placer, felicidad, euforia, entusiasmo, optimismo, alivio, extasis
  3. Sorpresa interés, curiosidad.
  4. Ira Odio, rabia, rebeldía, rencor, mal humor, celos, envidia, soberbia, frustración
  5. Tristeza desánimo, nostalgia, culpa, decepción, pesimismo
  6. Miedo Nerviosismo, confusión, vergüenza, terror, inseguridad, pavor
  7. Asco Desprecio

Aquí os dejo el Link a un libro super interesante donde vienen un montón de emociones con sus significados.

Emociones y Sentimientos ¿es lo mismo?

Las emociones son reacciones inmediatas, generalmente de duración corta, mientras que los sentimientos se producen por un MIX de nuestras emociones y pensamientos.

EmociónSentimiento
AlegríaFelicidad
IraOdio
TernuraAmor
DesprecioAsco

Saber identificar las emociones es súper importante porque nos dan información sobre lo que estamos viviendo y nos ayudan a saber como reaccionar.

Sentimos emociones desde que somos bebés. El entorno en el que somos educadas va a ser determinante a la hora de enriquecer habilidades para entender las emociones y saber gestionarlas.

Esta habilidad se llama CONCIENCIA EMOCIONAL

La conciencia emocional nos ayuda a desvelar lo que necesitamos y queremos (o no queremos). Nos ayuda a construir  paz con nosotros mismos y los que nos rodean. Esto se debe a que el ser conscientes de nuestras emociones nos ayuda a hablar claramente sobre nuestros sentimientos, evitar o resolver mejor los conflictos de la vida y a superar los sentimientos difíciles con mayor facilidad.

Significa simplemente  reconocer, respetar y aceptar tus sentimientos y emociones a medida que ocurren.

La mayoría de nosotras sentimos varias emociones a lo largo del día. Unas duran más que otras, pudiendo  provocar un estado de ánimo.

La intensidad de las emociones depende de la situación y la persona.

Yo creo que no existen buenas o malas emociones, sino emociones más agradables que otras y buenas o malas maneras de gestionarlas.

Como crear una conciencia emocional.

  1. Crea un cuaderno (si es pequeño mejor para que puedas tenerlo en la mesilla de noche) o puedes crear una Nota en el móvil que se llame EMOCIONES.
  1. Anota en tu cuaderno de las emociones como te sientes ante diferentes situaciones del día. Por ejemplo: Como te sientes después de haber reservado tus vacaciones de verano. Si estás nerviosa por algún acontecimiento que se acerca. Como te sientes después de practicar yoga. Simplemente observa tus emociones y ponles nombre.
  1. Ponle nota a esa emoción. En una escala del 1 al 10 califica como de intensa es esa emoción. 1 siendo el más leve y 10 el más intenso.
  1. Comparte tus emociones. El error más grave de la sociedad es no querer mostrar ciertas emociones por prejuicios. Así que siempre que puedas comparte tus emociones con las personas más cercanas a ti. NO JUZGUES TUS SENTIMIENTOS

Fábula de las emociones

Cuentan que una vez se reunieron todos los sentimientos y emociones del ser humano.

Cuando el aburrimiento había bostezado por tercera vez, la locura, como siempre tan loca, les propuso: ¿vamos a jugar a las escondidas?

La intriga levantó la ceja intrigada y la curiosidad sin poder contenerse, preguntó:

–¿a Las escondidas? …. y ¿cómo es eso?

–Es un juego.Explicó la locura. –En el que yo me tapo la cara y comienzo a contar hasta un millón mientras ustedes se esconden y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que yo encuentre ocupará mi lugar en el juego.

El entusiasmo bailó secundado por la euforia, la alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la duda, incluso a la apatía, a la que nunca le interesaba nada.

Pero no todos quisieron participar…. La verdad prefirió no esconderse: ¿para qué? Si al final siempre la hallaban, y la soberbia opinó que era un juego tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y la cobardía prefirió no arriesgarse…

–Uno, dos , tres…. Comenzó a contar la locura.

La primera es esconderse fue la pereza, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra en el camino, la fe subió al cielo y la envidia se escondió tras la sombra del triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.

La generosidad casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos …

–¿Que si un lago cristalino? Ideal para la belleza.

–¿Que si la hendidura de un árbol? Perfecto para la timidez.

–¿Que si el vuelo de una mariposa? Lo mejor para la voluptuosidad.

–¿Que si una ráfaga de viento? Magnífico para la libertad.

Así, la generosidad terminó por ocultarse en un rayito de sol.

El egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo, … pero sólo para él.

La mentira se escondió en el fondo de los océanos (mentira, en realidad se escondió detrás del arco iris), y la pasión y el deseo en el centro de los volcanes.

El olvido .. se me olvidó dónde es escondió … pero eso no es lo importante.

Cuando la locura contaba 999.999, el amor aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado … Hasta que divisó un rosal … y enternecido decidió esconderse en sus flores.

– ¡Un millón! – contó la locura y comenzó a buscar.

La primera en aparecer fue la pereza, sólo a tres pasos de una piedra.

Después se escuchó a la fe discutiendo con Dios en el cielo sobre zoología …

A la pasión y el deseo los sintió el vibrar de los volcanes.

En un descuido encontró a la envidia y, claro, pudo deducir dónde estaba el triunfo.

Al egoísmo no tuvo ni que buscarlo. Él solito salió disparado de su escondite que había resultado ser un nido de avispas.

De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a la belleza.

Con la duda resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún de qué lado esconderse.

Así fue encontrando a todos … Al talento entre la hierba fresca, a la angustia en una oscura cueva, a la mentira detrás del arco iris … (mentira, si ella estaba en el fondo del océano) y hasta el olvido …. Que ya se le había olvidado que estaban jugando a las escondidas.

Pero el amor no aparecía por ningún lado.

La locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del planeta, en la cima de las montañas … y cuando estaba dándose por vencida divisó un rosal y las rosas … Y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto se escuchó un doloroso grito.

Las espinas habían herido en los ojos al amor; la locura no sabía qué hacer para disculparse … lloró, rogó, imploró, pidió perdón y, como castigo, hasta prometió ser su lazarillo.”

Cuenta la leyenda que desde entonces, desde que por primera vez se jugó a las escondidas en la tierra, el amor es ciego … y la locura siempre lo acompaña.

Cuento extraído del libro “El arte de soplar brasas” de Leonard Wolk.

¿Os a gustado el post? ¿creéis que podéis aportar alguna información o actividad interesante sobre las emociones? No dudeís en ponerlo en los comentarios.

¡Nos vemos por la vida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: