Qué es el miedo y para qué sirve

miedo

¿Sabías que el miedo es una de las emociones más primitivas y que sirve para asegurar la supervivencia?

En el siguiente artículo hablaremos sobre qué es el miedo y para que sirve.

Un día volvía a casa después de una larga jornada de trabajo (quizá volvía de estar en el parque con mis amigas, pero así parece más interesante la historia) y cuando estaba a punto de meter la llave en la puerta de la comunidad… ¡Un perro!

La historia hubiera sido preciosa si…

«¡Pero qué bonito!» Y entonces me puse a hablar con él acabando todas las palabras en diminutivo (como si así me entendieran) y le acaricié la cabeza y él movía el rabo. Resultó que no tenía dueño y entonces vivió conmigo para siempre y fuimos felices.

Pero lo que realmente pasó fue que…

El yorkshire, empezó a ladrar como un loco y yo, que tenia un miedo terrible a los perros, no pude entrar en el patio de la comunidad, y tampoco a mi casa porque un yorhshire de un kilo y medio le apetecía jugar a un juego que, a mí, no me hacía ninguna gracia.

Intenté repetirme a mí misma, ¡venga que no pasa nada! Hablas delante de un montón de personas cada mes, eres una persona valiente y decidida… un perro no puede darte más miedo que eso. Y lo volví a intentar. ¿El resultado? Esperé más de 1 hora en la puerta hasta que el perro decidió irse a su casa.

¿Quién estaba detrás de toda aquella historia? Efectivamente, el miedo.

adult alone anxious black and white
Photo by Kat Jayne on Pexels.com

El miedo

El miedo una emoción primitiva que todos compartimos. Es provocada por la existencia de un peligro real o imaginario y la podemos definir como desagradable, ya que nos hace sentir mal (pero os recordamos que ninguna emoción es mala).

Según la neurociencia, el miedo se localiza en la parte del cerebro llamada amígdala. Cuando nos enfrentamos al miedo, es la amígdala la encargada de responder a aquella información que es recibida a través de los sentidos y de forma instintiva activa el botón del pánico.

Cuando sentimos miedo, se suspenden todos los sistemas corporales que no son esenciales para que puedas ahorrar energía. Dentro de esto, se incluye la capacidad de pensar racionalmente. Dando paso a actuar por medio de reflejos automáticos.

“Os puedo asegurar que lo que sentí cuando aquel perro ladraba era miedo: mi corazón se aceleró, mi cuerpo se paralizó y me puse muy nerviosa, incapaz de continuar con mi plan. Veía una amenaza en aquel perro. Mi cerebro pensaba que me mordería si atravesaba esa puerta.”

¿Para qué sirve el miedo?

Al contrario de lo que mucha gente puede pensar, el miedo es una emoción indispensable en el ser humano, ya que es la alarma que nos avisa de los peligros que puede haber a nuestro alrededor. El miedo sirve para sobrevivir.

Gracias al miedo, se activa nuestra capacidad de reacción y esto hace que nos retiremos cuando lo necesitamos, evitando ser devorados por una fiera en medio de la sabana o no aceptando la cita con la chica perfecta y así que no nos rompan el corazón.

Como ves, el miedo no sólo nos salva de amenazas físicas, si no de todo aquello que nuestro cerebro considere un peligro para nuestra integridad física, psíquica y moral. Tu cerebro te mandara la señal de miedo cuando aún no estés preparada para afrontar esa situación, y simplemente buscarás la manera de huir.

El miedo es tan importante que no podríamos vivir sin él.  Nos ayuda a tomar las decisiones correctas para evitar problemas. Nos permite ser prudentes y nos da la oportunidad de revisar los pasos que queremos dar.

¿Quieres colaborar con nosotras?

Envíanos un correo electrónico a lamentemocionante@gmail.com y te contamos cómo puedes contribuir a que esta comunidad de soñadores crezca.

¿Cuándo el miedo es un problema?

El miedo se puede convertir en un problema cuando se vuelve excesivamente “sobreprotector” y en vez de prevenirnos sobre los peligros o riesgos, nos ahoga.

Cuando la función del miedo se vuelve sobreprotectora, el cerebro ve amenazas por cualquier lado:

  1. Ve únicamente amenazas y no los beneficios.
  2. Exagera las consecuencias negativas.
  3. Pretende que huyas y evites las situaciones en lugar de afrontarlas.
  4. Reacciona de manera desproporcionada.

Fobias

Las fobias son un miedo persistente, irracional y excesivo a una situación, objeto o persona. Pero las fobias son algo más que miedo. Son un trastorno de ansiedad que se desarrollan cuando un miedo se hace tan extremo que acaba manejando la vida de las personas que lo sufren, haciendo todo lo posible para evitar esos objetos o situaciones que generan su ansiedad.

Miedo a saltar
Photo by Henry & Co. on Pexels.com

Resulta complicado catalogar todas las clases de fobias que hay, pero podemos hacer una distinción de dos grandes grupos:

  1. Fobias específicas: las fobias especificas tienen en común que lo que crea el miedo es un objeto, situación o ser concreto. Alguno ejemplo de estas pueden ser fobia a los animales, a la sangre, a las tormentas…
  2. Fobias sociales: Este tipo de fobia esta relacionada con la interacción social. Pueden ser muy variadas y pueden aparecer en algunos contextos y en otros no. Además, pueden fundamentarse en diferentes motivos.

Síntomas de las fobias

Los síntomas que podemos experimentar se manifiestan no sólo de forma física, si no también psicológica e intelectualemente. Estos son algunos de los más comunes:

  • Sudoración.
  • Nauseas.
  • Respiración agitada
  • El corazón de acelera.
  • Escalofríos y temblores.
  • Pensamientos distorsionados y exagerados ante el estímulo.
  • Evitar la situación o el estímulo temido.

Tratamiento

Para tratar las fobias o miedos profundos, es necesario asistir a un especialista y seguir un tratamiento psicológico que facilite conocer el origen del problema y así poder resolverlo.

Si quieres conocer un poco más acerca del miedo, este video nos ha parecido una forma muy amena y sencilla de explicarlo.

Es normal tener miedo, pero dejarse dominar por el miedo no lo es, ya que esta teniendo consecuencias negativas para la persona.

Finalmente, decidí superar mi miedo a los perros adoptando uno. Viví con él, le cuidé e hice lo posible para entender las señales que no sabia interpretar y me daban miedo. Todavía siento en mi cuerpo algunas de las señales del miedo cuando veo a un perro, pero también sé que eso no puede paralizar mi vida.

Además, disfruto con mi superación personal y también con los perros.

¿Has sentido miedo extremo alguna vez? ¿Cómo lograste superarlo? Ahora que tú también sabes qué es el miedo y para qué sirve, ¡Queremos saber tu experiencia!

Si te perdiste nuestro ultimo articulo sobre Los mejores libros sobre la vida sostenible en Amazon puedes leerlo aquí.

¡Este artículo puede servirle a alguien más, así que comparte!

Te esperamos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram.

¡Nos vemos por la vida!

1 comentario

Deja un comentario