Zero waste (residuo cero)

Un viaje de mil millas comienza con un primer paso

Lao-Tse

Zero waste es el nombre con el que se conoce al movimiento o a la filosofía de vida que trata de reducir al máximo la basura y los residuos que generamos cotidianamente.

El movimiento Zero waste afirma que es posible reducir o incluso eliminar los residuos que generamos. ¿Sabías que las personas generamos una media de 1.2kg de basura al día?. El problema medio ambiental al que nos enfrentamos debido al consumismo extremo de la sociedad actual, es bastante grave.El pan de molde, los cereales, las barritas energéticas de la merienda… ¡incluso las frutas y verduras vienen en plástico! Somos la generación de usar y tirar.

Cualquier material que se use como desechable es un derroche innecesario de recursos y energía

Hasta hace poco creíamos que separar la basura y llevarla al contenedor correspondiente era el mayor acto de sostenibilidad que podíamos hacer. Y está claro que reciclar es algo necesario, pero no es la solución. De hecho el el último de los 5 pasos para una vida sostenible: rechazar, reducir, reutilizar, reincorporar y reciclar.

Las 5R de una vida sostenible

  1. Rechazar lo que no necesitamos
  2. Reducir lo que necesitamos
  3. Reutilizar lo que ya tenemos
  4. Reincorporar (rot/descompost) se descompone la materia orgánica para obtener abono natural
  5. Reciclar todo aquello que no se puede rechazar ni reducir

1. Rechazar lo que no necesitamos.

Hay que reflexionar sobre lo que consumimos, porque lo más básico que podemos hacer para generar menos basura es rechazar aquellas cosas que sabemos que van a ir a la basura.

Ejemplos de cosas que puedes rechazar:

  • Las bolsas de plástico de la compra, opta por llevar las tuyas de tela.
  • Los recibos en papel, consigue la versión digital.
  • Productos envasados en plástico.

2. Reducir lo que necesitamos.

Cuantas menos cosas compres, menos basura generas. Con un poco de imaginación, organización y voluntad podemos reducir los envases desechables innecesarios y todo aquello que no nos aporta nada de significado.

Por ejemplo:

  • Compra a granel con tus propios tuppers y envases.
  • Dejar de comprar agua embotellada.
  • Comprar gel y champú en formato pastilla.

3. Reutilizar

Seguramente que ya tengamos por casa productos alternativos a los desechables antes de tener que comprar nada.

Por ejemplo:

  • Si compras alimentos que vengan en envases de vidrio, reutilizalos (nosotras los hervimos para quitar sabores y olores) para guardar tus productos a granel.
  • Una cosa que está muy de moda son los discos desmaquillantes de algodón orgánico (u otro tejido sostenible). Un consejo que os damos es que antes de comprarlos observéis si tenéis por casa toallas de tocador o toallas viejas, porque las puedes cortar en trozos y crear tus propios discos desmaquillantes eco.

Recuerda que no hay acto más ecológico que adquirir menos cosas y reutilizar las que ya tenemos.

4. Reincorporar

Lo que se quiere conseguir con este proceso es imitar el comportamiento de la naturaleza, nada es basura, todo forma parte del mismo ciclo. Compostar nuestros residuos orgánicos convirtiéndolos nuevamente en materia prima.

5. Reciclar

Lo mejor es que antes de llegar a esta opción hayamos hecho todo lo anterior, porque no es la solución y más cuando hablamos de plástico.

Ideas para comenzar a reducir plásticos

No se trata de tirar todo lo que contenga plástico y comprar todo nuevo, porque así estaríamos generando más residuos. Sigue utilizando lo que ya tienes hasta el final, por ejemplo puedes darte cuenta de que usas cepillo de dientes de plástico y te gustaría reemplazarlo por uno de bambú biodegradable, nuestro consejo es que sigas utilizando el de plástico hasta que de verdad necesites reemplazarlo y ya compres uno de bambú.

Cocina

  • Empieza a reutilizar los tarros de vidrio, puedes guardar en ellos los productos que compres a granel como los garbanzos, las lentejas, etc.
  • Hay una alternativa a las bolsas de congelación de plástico, son bolsas de silicona , fáciles de lavar y reutilizables.
  • Utiliza servilletas y trapos en vez de papel.

Limpieza

No hacen falta un montón de productos para limpiar la casa como nos hacen creer. Antiguamente limpiaban con vinagre, bicarbonato, limón y jabón casero. Podéis encontrar como hacer vuestros propios productos de limpieza caseros en Pinterest.

Baño

  • Cepillo de dientes de bambú, sustituir el cepillo de sientes de plástico por uno de bambú, es una pequeña acción que reduce el plástico en los vertederos y océanos.
  • Discos desmaquillantes de algodón orgánico (como hemos visto antes, seguro que antes de comprar podemos hacer algo con las toallas viejas que tengamos por casa).
  • Hay formatos de gel y champú en formato sólido (libre de envases y plásticos) y además hechos con productos naturales.
  • Desodorante natural como la piedra de alumbre o puedes hacer el tuyo propio, puedes encontrar como hacerlo en Pinterest.
  • Cepillo de pelo de bambú, a diferencia del plástico, el bambú es biodegradable con lo que no contaminará cientos de años en el planeta. Con un cepillo de bambú solo generarás las cerdas y tendrás que depositarlas en el cubo general.

Compra

Todo empieza por las decisiones que tomamos a la hora de hacer la compra y consumir. Nuestra recomendación es que evites los supermercados, es muy difícil comprar en estas superficies sin usar plástico, por eso es mejor ir a tiendas de barrio, tiendas a granel y llevar tus propias bolsas de tela y tus propios tarros de vidrio para los productos a granel. Además en estos establecimientos vas a encontrar productos más frescos y de temporada.

Existen un montón de ideas y alternativas más, pero para empezar creemos que es suficiente. Tienes que tener claro por qué quieres iniciar un estilo de vida zero waste o sostenible. No tomarlo como una obligación, todo lleva su tiempo y no hay que agobiarse por querer hacerlo todo ya. Lo importante es empezar y ser consciente de que necesitamos un gran cambio para salvar al planeta.

¿y tú, ya llevas un estilo de vida zero waste o sostenible? Cuéntanos.

¡Nos vemos por la vida!

Deja un comentario